icon Yeguada Messia Popcev

La tradición ganadera de nuestra familia en esta finca, empieza a principios de 1800 con Don Antonio Benjumea Gil de Gibaja, mi tatarabuelo, quien trae unas yeguas españolas de la Puebla de Cazalla a La Campana procedentes de su familia.

Su hijo Don Fernando Benjumea Cardeñas, cuyo hierro es el que utilizamos en la actualidad, cruza las yeguas con sementales árabes orientales y árabes andaluz. Comprando un potro a los herederos del Marqués de Domecq árabe andaluz llamado Palomo Gris II, descendiente del famoso ejemplar Plutus, siendo fundamental en su ganadería. Entre los productos que obtuvieron numerosos premios destacó Lagartijo primer premio en Madrid en 1926 o la yegua Boticaria vendida al ejército y montada por SM la Reina Victoria Eugenia.

Posteriormente casi toda la ganadería pasó al Ilustrísimo Señor Marqués de Contadero, quedando en la casa algunos ejemplares hasta los años sesenta. Manteniéndose la tradición de tener caballos cruzados hasta el día de hoy.

Mi mujer amazona y gran aficionada al caballo desde su niñez y yo decidimos continuar con la tradición de criar caballos hispano árabes en ésta finca que tantos hispano árabes había criado en el pasado.

Nuestro objetivo fundamental es buscar un caballo nacido y criado en el campo en libertad, noble y funcional. Las yeguas son domadas antes de su selección como madres con el fin de ver sus aptitudes, consideramos que si un semental es importante una buena madre lo es aún más.

Las yeguas paren normalmente en el campo, cuidando especialmente su alimentación durante su gestación y lactancia aportando todo lo que consideramos necesario para su cría, pastando en las praderas durante todo el año. El control veterinario en la ganadería es constante.

Los potros desde que nacen reciben una doma de cuadra manteniendo un contacto físico constante con sus cuidadores, intentando crear un clima de confianza que favorezca su equilibrio al objeto de potenciar sus aptitudes y nobleza, condiciones éstas fundamentales para la doma en cualquier disciplina.

Tanto los machos como las hembras salvo que sean vendidos, son domados en casa no siendo las yeguas cubiertas hasta los cuatro años. Los potros son domados tanto en una plaza de toros que sirve como picadero, como en una pista de 20m x 40m y salen al campo en cuanto están preparados.

Las instalaciones constan de 12 cuadras de 3m x 4m.

Nuestras líneas principales son; Yeguada Militar, García Courtoy y Cárdenas.

Obtener un caballo que reúna y mejore las aptitudes del caballo árabe y del caballo español no es un objetivo fácil ni que lleve poco tiempo razón por la cual decidimos ponerle a la ganadería Yeguada Messia Popcev apellidos de nuestros hijos a los que animamos a que continúen con nuestra ilusión.

 

yeguada messia popcev caballo hispano-arabeyeguada messia popcev caballo hispano-arabeyeguada messia popcev caballo hispano-arabeyeguada messia popcev caballo hispano-arabeyeguada messia popcev caballo hispano-arabeyeguada messia popcev caballo hispano-arabe


Galería de imágenes {gallery}http://www.flickr.com/photos/messiapopcev/sets/72157639640565096/{/gallery}